Lo dejado de Marcos Calvari

24 noviembre, 2015

Marcos Calvari nos presenta en Yoshimi Galería un conjunto de obras que  conforma "Lo Dejado" título que da nombre a su muestra, la cual se adentra dentro de un territorio que examina nuestra relación con la memoria y los cambios que se producen en nuestro interior a partir del abandono forzado o voluntario de espacios que conforman nuestra identidad.

calvari.redimensionado

Hay dos representaciones espaciales impresas sobre papel vegetal que parecen una extensión de su memoria que se proyecta en el tiempo hacía lugares que conforman su pasado. Por un lado tenemos la obra "Ciudad Dejada" que consiste en un mapa de la ciudad de Bahía Blanca en la cual vivió el artista hace más de 15 años antes de trasladarse a Mar del Plata. A este mapa urbano sumamos "Casa Ida" conformado por un plano de la casa que el artista construyó en Bahía Blanca y la cual perdió en una separación de bienes producto de un divorcio. Esta especie de arquitectura de lo perdido tiene una identidad nebulosa, tanto el plano como el mapa apenas son visibles, el artista se encargó de intentar borrarlos escarbando con una hoja de afeitar sobre la superficie del material. Esta metodología funciona como un mecanismo sumamente poético, por una parte el intento fútil de hacer menos visible el recuerdo y después la asociación dolorosa, casi desgarradora de lacerar estas prótesis de su memoria con una hoja de afeitar, como una hiriente operación de borrado, castigo o culpa que dejó marcas en su interior.

La muestra se complementa con "El colector" una caja que el artista dejó abierta durante un año a la intemperie sobre el techo de su casa y la cual cerró luego de este tiempo sin contemplar su interior ¿Qué guarda la caja? No lo sabemos, podemos imaginarnos o fantasear con el contenido de la misma. Sin embargo el verdadero sentido de esta representación no está tanto en conocer el interior sino en la acción misma. El colector funciona como una especie de trampa y registro de todo aquello que pasó por el espacio que transitó, como un elemento de recolección de datos intangibles. La intención parece encaminarse por atrapar los recuerdos, las sensaciones y todo aquello que ocurre en su espacio personal. Pero esta tarea se tropieza nuevamente con la imposibilidad de lograr un registro semejante, por eso la necesidad de taparlo y sellarlo para evitar la fuga de su contenido.

DSCN9545.redimensionado

La obra de Marcos Calvari encierra una delicada prosa existencial que extiende la naturaleza visual de las representaciones hacía un terreno relacionado con experiencias multisensoriales que abrevan de los recuerdos, de la fragilidad de la memoria, del espacio personal como escenario contenedor de nuestra identidad y de las perdidas que sufrimos a lo largo de nuestra vida. Lo Dejado en el camino que siempre está presente para permitirnos seguir adelante.

Queremos escucharte

comentarios