Luis Marzoratti en Irene Mellino Arte

18 noviembre, 2015

M03

El 2015 fue un año muy intenso para Luis Marzoratti. Comenzó con su selección para integrar la Bienal del Fin del Mundo con su obra "Dijo la anciana...querés chumbo, toma chumbo!", siguió con su participación en el Salón Nacional con la consagración de su trabajo Bang! que obtuvo el Gran Premio Adquisición y luego su muestra en el Museo Municipal Castagnino con diversos trabajos que incluían pinturas de su serie del Bicentenario y el Gloster sobre el Kavanagh. Ahora llega el turno de una muestra personal en Irene Mellino Arte con su producción en pequeño y mediano formato alrededor de temas centrales de su línea de trabajo como el mar y la flor del Ceibo. Las pinturas son auténticas poesías visuales. Playas inmensas que solo dejan visible una caseta para bañeros o algunos puntos diminutos que podemos imaginar como personas que transitan por esos paisajes desolados. La austeridad de elementos presentes en la tela dejan transitar el despliegue armónico que Marzoratti logra coronar en sus pinturas con pinceladas firmes y cambios de intensidad en los tonos azules de su paleta cromática. El mar se pliega sobre el firmamento en un aspecto de irresistible inmensidad sobre bastas extensiones de playa que transmiten una sensación de profunda epifanía visual. El Ceibo está presente en una de las mayores pinturas de la sala con un primerísimo plano de una rama que muestra el florecimiento de la planta con un conjunto de flores cinceladas en un  rojo intenso que conmueve el interior de nuestro cuerpo al contemplarlas. Marzoratti una vez más logra estremecernos con su obra, que de manera justificada consiguió el máximo reconocimiento nacional  este año, donde tuvimos la fortuna de poder disfrutar de una gran variedad de sus trabajos en diferentes espacios de la ciudad.

Queremos escucharte

comentarios