La Cabida Eterna: larga vida y prosperidad para Le Putit Galerie

5 mayo, 2015

¿Es la Cabida Eterna de Le Putit Galerie una muestra fundacional? Solo el tiempo responderá esta cuestión, sin embargo queda la sensación de estar en presencia de una exposición que puede marcar un antes y un después en el escenario del arte contemporáneo joven de Mar del Plata.

Le putit Galerie tiene una trayectoria breve pero muy intensa, en su escaso año de vida supo ganarse un lugar dentro del ámbito del arte contemporáneo. Gestionada por  Nahuel Agüero, Pedro Argel y Oscar Cruz tiene una clara estética juvenil, no solo por las edades sino por el carácter festivo, experimental, provocativo, libre de prejuicios en sus muestras que proyectan también una fuerte carga erótica. La galería significó una apertura a los artistas jóvenes que a veces no encuentran un sitio para exponer sus trabajos.

Tal vez la muestra nos ofrezca un formato de presentación de nuevas generaciones de artistas y sus vinculaciones directas con otros referentes que abrieron caminos. Puede inmediatamente pensarse en Juan José Souto y Daniel Basso, responsables de Mundo Dios, cuya beca fortaleció el circuito artístico local junto al grupo de tutores conformado por Martín Ulloa, Yamandú Rodríguez y Mariana Pellejero entre otros. También pensamos en Daniel Besoytaotube quien gestionó un espacio donde se ofrecían muestras, talleres y clínicas a finales de la década del noventa cuando había un vacío institucional al respecto.

Por eso, está celebración del aniversario de Le Putit Galerie conforma un muestrario de nuevas expresiones artísticas  y por otro un espejo donde trazar un camino de la evolución del movimiento de arte contemporáneo de la ciudad. La muestra estará disponible en el Foyer del Teatro Auditorium hasta el 24 de mayo y participan de la misma los siguientes artistas: Jorjito Chule Toulet, Agustin Huarte, Franco Nicolas Cajal, Pedro Petrelli, Carla Garcia Rebecchi, Leticia Gonzales, Danita Barboza, Federico Dominguez Zacur, Nicolas Santiñaque, Nahuel Aguero, Jorge Areta, Santiago Ruau, Pedro Argel, Eugenio Montoya, Matias Bruno, Seba Acampante, Sol Besoytaorube, Benjamin Malvicino, Julian Solis Morales, Mario Vazquez, Melisa Montero, Gaston Alejandro Delego, Mariana Pellejero, Juan Jose Souto, Oscar Mauro, Agustin Cruz, Felipe Reynoso, Daniel Basso, Daniel Besoytaorube, Pato Oconnor, Yamandu Rodriguez, Rocio Englender, Gina Torchia, Francisco Casamayor, Ignacio Mendía, Gustavo Amores, Ariel Bassano

El corpus expositivo de "La Cabida Eterna" es sumamente variado, reúne una gran cantidad de obras, desde grabados hasta dibujos, fotografías, algunos objetos y pinturas. El montaje de la muestra parece también formar parte de un clima relajado, extrovertido, no hay nombres de los artistas en las obras, solo referencias que deben buscarse en el catálogo como un juego. Sin dudas la intención es destacar una estética en conjunto, todos aquellas piezas tienen la misma importancia y valor conformando un calidoscopio de alto impacto visual.

Las estéticas se encuadran dentro del kitsch, el pop, el vintage, el retro, el minimalismo. Los trabajos desafían esa calificación de "arte ligth"  o "mal gusto" poniendo una nota alegre, de burla incluso, con esa sensación joven de experimentación. También resulta enriquecedor el entrecruzamiento con la literatura incorporando las estéticas de los fanzines y la apuesta por géneros border dentro de las artes visuales como el caso del tatuaje.

En este post haremos un pequeño resumen por algunos trabajos que están presentes en la exposición ¡Arrancamos!

En el trabajo de Juan José Souto podemos contemplar una serie de recipientes en tonos dorados, plateados y cobre, dentro de los mismos parecen flotar metales líquidos. El conjunto nos remite a un laboratorio alquímico en pleno proceso de transmutación. Es una pieza hermosa y magnética donde los brillos, las texturas, el contraste de intensidades provocan un verdadero placer visual.

Juan Jose Souto

Igancio Mendía usa blisters, recipientes de remedios, curitas y todo tipo de insumos de farmacia que son reutilizados en un laboratorio medicinal  para el amor. Una enorme poética logra trascender esos objetos fríos que nos recuerdan su uso en la enfermedad para convertirlos en pócimas de felicidad por medio de la intervención artística.

Le Putit Galerie Ignacio Mendia

Jualían Solís Morales crea un ensamble con viejos objetos como cables telefónicos, tubos de goma, un viejo zapato aplastado, hojas sueltas de libros, dibujos. Todos circulan con el mismo valor, una forma de hacernos ver que el artista puede recurrir a cualquier elemento para crear una estética artística. Hay también un proceso de recolección de objetos que precede a la composición.

Julian Solis Morales

Santiago Ruau nos trae  "Divino Rostro" una se sus muestras en Le Putit.  Con referencias hacía el arte abstracto, el pop y el diseño  sus trabajos nos conducen a una esfera de atracción bastante sensual que cobra fuerza con colores vigorosos y pequeñas manchas que tienen un efecto de espiral hipnótico. La propuesta parece desbordar todos los formatos, como una especie de apropiación de todo el espacio, se despliega en diferentes objetos como piedras con sensuales formas redondeadas, telas de productos como una almohada y un mueble. El formato de los cuadros tampoco guardan su forma tradicional y se doblegan en distintas curvas. La pintura crea un ritmo danzante y expansivo.

ruau

Agustín Huarte diseña una obra visualmente hermosa que consiste en una víbora de un material poroso que se encuentra incrustada en un panel multicolor con lentejuelas. La opulencia del dorado, los brillos, la plasticidad del objeto crean un halo artificial que parece recordarnos a una divinidad religiosa de alguna civilización antigua pero recreada con elementos más artesanales y decorativos. Le putit galerie Hugarte

Daniel Basso nos trae un  objeto que asemeja a una piedra preciosa gigante de color opaco revestida con una especie de fórmica sobre un tablado de madera lustrada. Después tenemos una toma directa de un camión con una especie de pulsera enorme construida de cuerina con diseño florales sobre madera decorada de color rosa. Las obras promueven el rescate de las decoraciones de las cabinas de los camiones, cuyo preconcepto de mal gusto, debido a una cultura fierrera que parece estar en las antípodas de los cánones de la belleza artística, es revertido al presentarnos modelos de joyería, bijouteri o piezas de diseño, es decir formas que circulan con valores aceptados dentro de los cánones estéticos. Un hermoso artificio que nos ayuda a descubrir que a veces los rechazos a las formas artísticas tienen más un componente de prejuicio social que de gusto estético.

Gustavo Basso

Pedro Argel usa una paleta de colores intensos, sus dibujos expresivos, gestuales, con trazos simples, tienen una fuerte vitalidad. Pedro demuestra la calidad de sus dibujos en la exhibición de diseños de tattoos presente en la muestra. El tatuaje es otro género considerado en los bordes del arte, en ocasiones  menospreciado,  por eso la puesta en valor dentro de "La cabida eterna" resulta muy significativa.

Pedro argel

Nahuel Agüero aporta una instalación conformada por varios objetos montados sobre una mesa. Parecen instrumentos preparados para una ceremonia secreta. Es muy común en sus obras percibir a los objetos como fuentes de energía que intentan revelarnos algún mensaje sobre acontecimientos que permanecen ocultos, como si se tratara de una proyección holográfica en donde vemos una representación de una tensión que permanece en estado de suspensión.

Le Putit Galerie Nahuel Aguero

Rocío Englender trae obras de su muestra "Color Nude"presentada en Le Putit Galerie. Varias tablas negras de madera de diferente grosor permanecen inclinadas contra la pared, trasmiten mucha plasticidad, algunas se doblegan ante una extraña fuerza y se desploman hacia el piso. Parece hablarnos de la lucha, de la permanencia, del equilibro. Después tenemos una serie de grabados en blanco y negro, hay delicados efectos lumínicos, donde la transparencia, los contrastes  y las variaciones de tonalidades nos hacen ver cuanto margen de intensidad existe en estos dos tonos monocromáticos.

R EnglanderGastón Alejandro Delego y su obra "Debut" nos trae un trabajo sensual y festivo para la contemplación. Una guarda vertical con papeles brillantes dorados y carmesí, espejos con recortes semicirculares, un pequeño caballo de madera, un dibujo de una especie de demonio realizado con trazos de crayón negro,  collages coloridos con papeles glasé recortados en forma redondeada. Otro trabajo interesante es el diseño de una especie de indumentaria femenina transparente que es exhibida en una foto por una modelo. Delego nos regala un espacio que desborda una enorme fantasía y despierta un fuerte carga erótica.

Le Puti Galerie Delego

Martín Ulloa se apropia de una serie de símbolos y objetos presentes en nuestra cultura y los reconvierte alterando su significado de manera irónica,de esta manera tenemos ceniceros en formas de cruces, de símbolos de ying yang, de de prohibido estacionar, de celulares, un reloj comestible con aceitunas y carozos, un enorme estampado en tela con una inscripción de una especie de descuento. El significado de esos símbolos y objetos se desvanece, pierda su identidad, la importancia que la sociedad parece atribuirles  para convertirse en simples objetos decorativos.

ulloa

Danita Barboza trabaja con diferentes materiales, pequeños objetos en porcelana fría e ilustraciones en tinta. Los trabajos tienen una fuerte carga esotérica que recuerda a las ilustraciones medievales y también al expresionismo figurativo. Existe algo inquietante en los detalles que se complementan con gestos fuertemente desfigurativos que recuerdan a la pintura existencialista.

Danita Barboza

La obras figurativas de Oscar Cruz juegan un poco con la perspectiva, los elementos permanecen todas comprimidas, bidimensionales y las figuras están como estiradas producto de algún efecto de contrapicado. El amarillo, el magenta y los tonos ocres ocupan la paleta principal de colores, marcan ritmos emocionales, que dan una toque íntimo a la escena con un efecto impresionista.

oscar cruzMario Vázquez realiza unas pequeñas composiciones minialistas mediante la utilización de maderas y plastilinas. Hay una sensación de tensión en los trabajos, como de ruptura por parte de los elementos que intervienen, las plastilina adquiere una desgastada fuerza que parece quebrarse, incluso derretirse.

Le putit galerie

Daniel Besoytaotube participa con varios trabajos, uno de ellos es un enorme lienzo sin bastidor con un paisaje floral que nos recuerda a las pinturas orientales monocromáticas realizadas en tinta. En la composición los insectos pintados en un color de tono amarillo otorga una interesante ritmo que agrega una sensación de movimiento a todo el trabajo.

beysetourue

Mariana Pellejero muestra una hermosa composición, creemos usando la técnica del frottage que consiste en frotar un material sobre una superficie con textura.  Usando oleos pasteles y tintas genera bloques de colores con unos magníficos juegos de luces que imprimen un efecto de volumen de gran maestría. Puede darnos la sensación de una imagen satelital o incluso una placa con una textura parecida a cristales.

Mariana Pellejero

Felipe Reynoso presenta una instalación que consiste en un proyecto denominado BASE (Centro de Canalizaciones del Futuro) una especie de cápsula que contiene los elementos necesarios de conexión temporal. El conjunto reúne, una base de transporte en madera, un archivo audiovisual en diferentes soportes, un manual instructivo y  una serie de provisiones.

felipe reynoso

Carla García Rebecchi empleando un material plástico de grandes dimensiones y desplegado en el piso presenta una obra abstracta que consiste en una mancha central compuesta con salpicaduras negras que trasmite una sensación de plena movilidad, como si fuese una sustancia que brotó de la superficie y fue creciendo de manera irregular por todo el terreno.

carla garcia rebeccchi

Los trabajos de Ariel Bassano parecen flashes arrebatados a un recuerdos, escenas de una pesadilla o de un continun entre realidad y sueño. Dos señoras con traje de baño pintadas con acuarela, cuyas figuras recortadas con una especie de photoshop pictórico parecen estar en el vacío, unos brazos humanos dibujados en carbonilla forzando la mandíbula de un lobo pintado en acuarela, un simple gotero fantasmal recreado con la técnica de la cámara lúcida, una escena impresionista de una chica transitando por una calle arbolada, dos figuras, aparentemente masculinas, de espalda con short de baño, uno de ellos recortado por la cintura y el otro sin su rostro, como si la imagen hubiese sido amputada de un simple vistazo que fue guardado sin completar otro detalles.

ariel basano

Los cuadros abstractos de Pato Oconnor tienen una vinculación directa en sus composiciones con el arte callejero, el muralismo urbano y el grafitti. Con una  paleta de colores que transita entre azules, rojos y amarillos va creando masas luminosas cortadas por trazos gestuales que cruzan la superficie. El uso del blanco confiere un interesante recurso visual que genera el efecto de un flash pictórico.

Pato Oconnor

Gina Torchia trabaja sobre un lienzo intervenido con texturas productos de pliegues y roturas para componer una figura femenina. La imagen trasmite una sensación de melancolía y de inocencia que bajo el efecto del lienzo dañado nos hace pensar en una escena de un pasado recordado con nostalgia.

Gina Torchia

Yamandú Rodríguez consigue con sus fotografías registros eróticos de cuerpos femeninos que se transforman en objetos deseados que no tienen rostro y son expuestos en poses provocativas  de estilo casero, casi como fotos amateur. Las imágenes transmiten una intensidad y una visión del cuerpo que se contrapone a las producciones pornográficas que evidencian un vaciamiento total del erotismo.

Yamandu Rodriguez

Sin dudas la Cabida Eterna es una muestra significativamente interesante, para disfrutarla recorriendo las diferentes miradas que propone, sin demasiadas cargas conceptuales, simplemente es necesario dejarse envolver por la atracción que trasmite. Las dos veces que recorrí la sala la pasé muy bien, me divertí, conecté mi antena de percepción con otras sintonías y amplié mi almacén personal de nuevas sensaciones.

Queremos escucharte

comentarios